Tim Burton, de excéntrico vecino a genio de Hollywood

Antes de consagrar su estilo gótico y extravagante, TimBurton se dedicaba a asustar a sus vecinos representando sangrientos asesinatos

Ya de muy jovencito Tim Burton mostraba sus excentricidades, pues se dedicaba a asustar a sus vecinos simulando escenas de crímenes célebres. No salía a la calle a jugar, como todos los niños, al escondite, en lugar de eso, los asustaba con sus cuentos sobre posibles invasiones alienígenas. Su gran pasión era quedarse embobado mirando a través de la ventana de su cuarto.

Así pasaba los días el pequeño Tim

«Cuando no tienes demasiados amigos ni vida social, te quedas mirando a las cosas, en vez de hacerlas. Hay una extraña sensación de libertad cuando no te tratan como parte de la sociedad»

Tim Burton

En efecto, el pequeño Tim era un niño solitario y con falta de cariño por parte de sus padres. De esta forma se forjó su peculiar personalidad y su extraordinaria imaginación. Un niño excéntrico, triste y solitario que se convirtió, pese a su singular estilo, en uno de los directores más aclamados de Hollywood.

Las anécdotas de su niñez marcaron para siempre su obsesión hacia la muerte, hacia lo macabro y lo surrealista. Eso, sumado a un talento innato para crear las escenas más extraordinarias dieron a Burton su propio sello de identidad, su propia marca, su propio estilo. La tormentosa relación con sus padres puede verse reflejada en obras como “Sleepy Hollow”, “Charlie y la fábrica de chocolate” o “Big Fish”. Tim Burton jamás fue un tipo muy sociable pero, extrañamente, sus producciones conectan a la perfección con la gente, contando con su propio grupo de fans incondicionales, entre los que por supuesto me encuentro.

Escena de la película ‘Big Fish’ de Tim Burton

 «Muchas de las cosas que ves cuando eres niño permanecen contigo… pasas la mayor parte de tu vida intentando asimilar esa sexperiencias»,

María Herreros

Pese a ser el chico rarito del barrio, su singularidad ha calado hondo en el público, con éxitos rotundos en el cine como “Batman” (Michael Keaton), película que llegó a generar más de 400 millones de $ a nivel mundial. Grandes éxitos que sirvieron para costear los gastos de proyectos más personales y modestos, como el musical animado “Pesadilla antes de Navidad” o “Eduardo Manostijeras”.  

Pesadilla antes de navidad, Jack Skeleton

Tim Burton juega con la muerte en el cine de una forma única; convierte en tétrico lo encantador a la vez que da luz a lo grotesco. Así es este genio incomprendido, extravagante y único. Todos los directores muestran predilección por ciertos actores o actrices, y no es ningún secreto que las debilidades de Burton son Johnny Depp y su ex esposa Helena Bonham-Carter, así como el compositor Danny Elfman en el apartado musical.

Johnny Depp, actor fetiche de Tim Burton

No podemos olvidarnos de algunos de sus clásicos, como Bitelchús (1988) o “Ed Wood” (1994), algún fracaso a nivel de crítica –que no de taquilla- como “El Planeta de los simios” (2001) y otras grandes obras como “La novia cadáver” (2005), “Frankenweenie” (2012), “Sombras tenebrosas” (2012) o ya, de forma más reciente, “El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares”(2016). Al parecer, se estaría preparando una secuela de Bitelchús; ¿repetirán Michael Keaton, Alec Baldwin, Geena Davis o Wynona Ryder? Esperamos que así sea.

Escena de la película Bitelchús de 1988

Todas las películas de Tim Burton en DVD y Blu-ray al mejor precio aquí.

Author: Iván Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *