Top 5 Consolas mini Retro

Hoy toca viajar al pasado. Vamos a retrotraernos a nuestra infancia. Vayamos hacia una época en la que no existía Internet, ni los móviles, ni las tablets y los televisores no eran planos sino robustos armatostes con apenas 3 o 4 canales para disfrutar. Un periodo en el que no había dvd’s ni blurays y mucho menos pendrives; había eso sí, cintas VHS y radiocassettes a porrillo.

La nostalgia es una palabra que, cuando eres muy joven, carece de significado pero que, con el paso de los años, va adquiriendo cada vez más fuerza y se hace más presente en nuestra vida y en nuestros pensamientos.

Las cintas de radio cassette son un clásico de los 80 y los 90

Como han cambiado los tiempos. Cualquier tiempo pasado fue mejor, dicen.

Añoramos sistemáticamente el pasado, como diría Karina en su ‘Baúl de los recuerdos’ y que sintetiza muy bien este sentir cuando canta aquello de “cualquier tiempo pasado nos parece mejor”. Como mi padre, o mi abuelo solían decir: “El cine de antes es mucho mejor”, “La música de hoy ya no es lo que era” o “Ya no se fabrican coches como los de antaño”.  A estas icónicas frases yo podría añadir “Los videojuegos clásicos son los mejores”.

El eterno dilema de lo clásico VS lo moderno

Pero estaría mintiendo, con la música y con el cine estas afirmaciones tienen más lógica, ya que hablamos de arte pero si hablamos de coches o videojuegos (tecnología) lo cierto es que cada vez se ofrecen productos de mayor calidad.

Aun con todo, apelar a un sentimiento de nostalgia es muy humano y no importa que sea arte, ciencia, tecnología o religión. Y más cuando hablamos de videojuegos, una industria que ha avanzado muchísimo en las últimas décadas. Cada vez hay más consolas, más juegos; cada día que pasa hay más variedad y calidad.

La rápida evolución en la Industria de los videojuegos

Pero ello no nos impide recordar los viejos tiempos, aquellas primeras rudimentarias videoconsolas con mandos a dos botones, gráficos cuadriculados y píxels como puños, las horas y horas de diversión que ofrecían aquellos maravillosos juegos tan simples pero a la vez tan difíciles, originales y adictivos. O quizá no lo eran tanto… quizá solo se trate de… nostalgia.

En cualquier caso, ya sea por nostalgia, por diversión o simplemente por hacerle un regalo tope original a un amigo o familiar merece la pena que le eches un vistazo a este Top. Últimamente se ha puesto de moda hacer remakes o réplicas de las consolas clásicas de antaño. Es una gozada verlas genialmente reproducidas a escala, y no sólo por una mera cuestión estética, -ya que iluminarían con su presencia cualquier estantería de reliquias gamer- sino que además están lo suficientemente bien hechas como para dedicarle muchas, muchas horas de vicio ‘vintage’.

La habitación soñada para cualquier amante de los videojuegos

Dicen que la época más feliz de una persona es su niñez y con una de estas consolas retro podrás volver a los años más felices de tu infancia. ¿No sabes por cuál decidirte? A continuación verás un Top de las que son, de peor a mejor, las 5 mejores consolas mini retro del mercado. Haz click aquí o en el banner de abajo para comenzar.

Author: Iván Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *